17.4.09

JESSICA RABBIT, el sueño del conejo


No hay imagen más perturbadora que la primera aparición de la señora Rabbit. Bajan las luces, un solo foco, piano suave y entonces se viene… una enorme, gigantesca, bombástica, hipertextual, e imposible teta apretada en lentejuelas rojas. Blanda. mordible, deliciosa, tentadora y absoluta, asomada al borde de una cortina. Luego la pierna más larga y los tacos aguja mejor puestos en la historia de la animación. Una artillería de escote y tajo abierto de la cadera a más allá, como diría Buzz Lightyear. Un perfil incendiario, una geografía de esas que dan ganas de tirarse en picada para recorrer con el vehículo de la lengua. Jessica Rabbit… Nos bastó su primera aparición, su segundo inicial, para amarla y desearla, para querer empelotarla, arrancarle la ropa, verla en la ducha, sobada con jabones de chocolate, posando sobre sábanas blancas, mojada, amarrada y dispuesta a cuanta fantasía perversa dibujó mi cabeza de adolescente macaquera. ¿Pide un deseo? Ser la mano de Jessica Rabbit cuando se baña… ¿Y qué podía ver esta montaña de carne en un conejo con cara de imbécil? Doy fe que no fui el único que se hizo la pregunta al ver la película. Ni siquiera era divertido, menos inteligente y por lo que podía verse no estaba muy bien dotado, claro, el huevón era un conejo y tal vez por ahí estaba su gracia, por eso lograba tener a la hembra que todos querían, porque en Toonland todos querían a Jessica. O todos la queríamos... Jessica Rabbit una maldita obra de arte del onanismo en dibujos animados, un monumento a la paja, al sueño mojado de todos los hombres de este vil planeta, la pelirroja tetona y culona con la que todos soñamos cuando nos empiezan a picar los cocos. Que quieren que les diga, yo la miro y aún me arden… las manos.

2 comentarios:

  1. magnífica, creo que no puedo agregar nada que ya no hayas acotado, gran blog, saludos desde Venezuela.

    ResponderEliminar
  2. Mucha razón, con Jessica Rabbit me hice mis primeras pajas aunque no duraba mas de 30 segundos.

    ResponderEliminar